Informe de Amnistía Internacional: “PARA QUE NADIE RECLAME NADA” ¿Criminalización del derecho a la protesta en Ecuador?

portadaAIEl martes 17 de julio Amnistía Internacional lanzó su informe basado en la investigación realizada en Ecuador, sobre el uso la detención, la privación de libertad y la presentación de cargos infundados contra manifestantes indígenas y campesinos en Ecuador entre 2009 y 2011.

 

La investigación se basó en los expedientes judiciales, correspondencia con las autoridades de Gobierno y entrevistas realizadas con representantes de ONG's ecuatorianas, abogados, además de miembros y dirigentes de organizaciones indígenas y campesinas, durante la visita que realizó la delegación a Quito y Cuenca, ocasión en la que también se reunieron con autoridades del Ministerio de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, y del Ministerio del Interior.

 

El informe concluye que en efecto, ante los actos de protesta por reivindicar el derechos de los pueblos indígenas a ser consultados y a dar su consentimiento frente a leyes, políticas y prácticas que les afectan, el gobierno ha respondido con procesos judiciales, además de cuestionar la legitimidad de las protestas, limitar el derecho a la libertad de expresión y reunión de algunos sectores.

 

Amnistía Internacional recomienda, entre otras cosas, retirar los cargos infundados, garantizar que no se utilizan disposiciones penales, como el terrorismo, el sabotaje y la obstrucción de vías, para castigar el ejercicio legítimo de los derechos humanos. Garantizar que toda ley, política o medida potencial que afecte a las comunidades sea objeto de un proceso de consulta con las comunidades afectadas antes de que se tome cualquier decisión y establecer mecanismos claros y justos para llevar a cabo consultas de buena fe con las comunidades afectadas, entre ellos un mecanismo para vigilar la aplicación e informar de los agravios.

 

Puede descargar el informe completo aquí:

icon AI: Para que nadie reclame nada (678.49 kB)

 

También los puede encontrar en el portal oficial de Amnistía Internacional.