México: tensiones provocadas por la minería en Hidalgo PDF Imprimir E-mail
Lunes, 29 de Febrero de 2016 18:29

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) expresa su preocupación por las tensiones en las localidades de Chipoco y Chipoco II en el Estado de Hidalgo, México. Dichas tensiones han sido propiciadas y exacerbadas gracias a la presencia de la empresa minera Autlán. La cual se ha encargado de dividir a la población entregando beneficios económicos únicamente a un grupo de comuneros y dejando de lado a otros miembros de la comunidad.

 

 

El sábado 20 de febrero 2016 alrededor de las 11 de la noche el comisariado Nicolás Hernández Onofre y su gente bloquearon con cadena y candado la válvula de agua general que abastece a las 2 localidades (Chipoco y Chipoco II) a través de la red de agua potable. El domingo 21 a las 7:00 a.m. el Sr. Serafín Agustín Trinidad quien es el encargado de repartir el agua a la hora de querer realizar su labor se encontró que la llave general, la que se tiene que abrir para repartir el agua ya se encontraba bloqueada con cadena y candado (se anexa foto). Esta decisión tomada por el Comisariado es en represalia contra los pobladores, ya que el Sr. Serafín no acató las órdenes tanto del representante del Comisariado, del Consejo de Vigilancia y del Delegado de Chipoco, de que cada vez que distribuyera el agua, cerrara las tomas de los integrantes de Chipoco II.

 

28 febrero 2016, A las 9:00 horas aproximadamente, un grupo de comuneros encabezados por los C. Nicolás Onofre Hernández y por el C. Clemente Hernández Hernández, en un acto más de total provocación, quitaron la cerca del C. Pedro Guzmán Hernández; y posteriormente, a su hijo, quien estaba construyendo su vivienda, fueron y le cercaron el terreno, impidiéndole el paso con este acto. Evitando caer en provocaciones, se tomó la decisión de poner la denuncia en el ministerio público de Huejutla, quienes en un principio se negaban, y sólo después de insistir se hizo caso a los afectados.

ANTECEDENTES

 

Desde el año 2013 se viene generando el hostigamiento y las amenazas contra habitantes  de la comunidad de Chipoco; debido a que han criticado la forma en que algunos comuneros han utilizado al resto de la población para hacer reclamos a la Empresa Minera Autlán y  posteriormente obtener beneficios que sólo ellos gozan. A principios de 2013,  tres comuneros con intereses personales y con el apoyo de unos cuantos pobladores,  en “asamblea” decidieron realizar un bloqueo de los accesos  a  los  terrenos  de  la  comunidad donde se encuentra la empresa minera Autlán y  donde  explota Manganeso;   argumentando  que  la empresa no estaba cumpliendo con los acuerdos pactados en un convenio firmado años atrás entre la comunidad y los representantes de la empresa.

 

A finales del 2013 se llega a un acuerdo con la empresa; sin embargo el pequeño grupo de comuneros desconoce  nuevamente al resto de los pobladores y les  impide el derecho al beneficio logrado, violando un acuerdo de Asamblea; por lo que los vecinos y comuneros inconformes deciden separarse de la comunidad  y formar lo que se denomina “Chipoco II”, nombrando en Asamblea a sus propios delegados y llevando a cabo sus trámite y  gestiones de manera autónoma.

 

A partir de esta separación el Comisariado Nicolás Hernández Onofre y el Presidente del Consejo de Vigilancia, Clemente Hernández Hernández de la Comunidad de Chipoco, en complicidad con el delegado, han realizado actos de hostigamiento en contra de los pobladores de Chipoco II, que han consistido en evitar el uso y acceso a los espacios públicos: Como la iglesia y el auditorio municipal. El pasado  miércoles 27 de enero cerraron el acceso a la galera pública, que es una área de esparcimiento para jóvenes y niños, cercándola con malla.

 

Recordemos que la problemática surge por los fuertes intereses de la minera sobre la zona, y que logró dividir al pueblo entre avecindados y comuneros, además de que el gobierno ha actuado de manera unilateral permitiendo que se violenten los derechos de los avecindados y poniendo en riesgo la paz social de la localidad de Chipoco.

 

Al gobierno del estado de Hidalgo, le solicitamos que sea atendida la demanda interpuesta, y que busque mecanismos de diálogo que permitan dirimir diferencias entre las partes privilegiando en todo momento la reestructuración de la sana convivencia de los habitantes de Chipoco, hoy divididos en Chipoco I y Chipoco II.

 

Por estas razones la CEDHU expresa su preocupación porque las agresiones no cesan e instamos nuevamente a  las autoridades mexicanas a que en el marco de sus competencias realicen las acciones necesarias o interpongan sus buenos oficios para satisfacer las siguientes peticiones:

 

i Cese al hostigamiento por parte del comisariado y el Consejo de vigilancia en contra de los integrantes de la comunidad Chipoco II, en el municipio de Tlanchinol, Hidalgo.

ii Se actué con prontitud para resolver el conflicto entre los habitantes de la comunidad de Chipoco II y el Comisariado Ejidal, con el fin que se restaure de manera inmediata el suministro de agua, garantizando de esta forma el cumplimiento del derecho humano al vital líquido, reconocido en los tratados internacionales firmados por el Estado Mexicano.

 

Observación general Nº 15: El derecho al agua (artículos 11 y 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales): El derecho humano al agua es el derecho de todos a disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal y doméstico. Un abastecimiento adecuado de agua salubre es necesario para evitar la muerte por deshidratación, para reducir el riesgo de las enfermedades relacionadas con el agua y para satisfacer las necesidades de consumo y cocina, las necesidades de higiene personal y doméstica. También está indisolublemente asociado al derecho al más alto nivel posible de salud (párrafo 1 del artículo 12) y al derecho a una vivienda y una alimentación adecuadas (párrafo 1 del artículo 11) y en primer lugar el derecho a la vida y a la dignidad humana

 

iii Se garantice el respeto al  derecho humano de los pueblos a la libre determinación y a la autonomía de decidir sus formas internas de convivencia y organización social, económica, política y cultural

iv Cumplir con la responsabilidad internacional del Estado mexicano de: Prevenir y sancionar todo acto de discriminación motivada por origen étnico o  nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas, mencionado en el capítulo 1, de la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos que habla de los derechos humanos y sus garantías.

 

v. Las autoridades competentes, procedan a una investigación pronta e imparcial sobre los actos de discriminación e impedimento de la libre determinación y autonomía de los pueblos.

 

vi Tomar todas las  medidas necesarias para garantizar que los pobladores de Chipoco II estén protegidos contra discriminación o intimidación como consecuencia de hacer valer sus derechos a la libre determinación y autonomía

 

vii Garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en  todo el país, de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por el Estado mexicano.

 

Presidente de la República, Enrique Peña Nieto

 

Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong

 

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Senadores, Angélica de la Peña Gómez

 

Presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, César Octavio Camacho Quiroz

 

Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez

 

Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza

 

Procuradora General de la Republica, Arely Gómez González

 

Gobernador del estado de Hidalgo, José Francisco Olvera Ruiz

 

Secretario de gobernación del estado de Hidalgo, Salvador Elguero Molina

 

Secretario de seguridad pública del estado de Hidalgo, Alfredo Ahedo Mayorga

 

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, José Alfredo Sepúlveda Fayad

 

Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga Delgado

 

Presidente Municipal Tlanchinol,  Hidalgo, Gabino Hernández Vite

 

Subsecretario de Gobierno en la Sierra y Huasteca de Hidalgo, Gerardo Canales Valdez

 

Comisariado de Bienes Comunales, Nicolás Hernández Onofre

 

Consejero  de Vigilancia, Clemente  Hernández Hernández

 

Presidente de la Junta de Gobierno del Congreso de Hidalgo, José Ernesto Gil Elorduy

 

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Atención de las Personas con Discapacidad del Congreso de Hidalgo,  Mabel Gutiérrez Chávez

 

Presidente de  la  Comisión para  el  Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas del Congreso de Hidalgo, Luciano Cornejo Barrera

 

Presidente de la Junta de Coordinación política  de la  Cámara de Senadores, Emilio Gamboa Patrón

 

Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados,  Armando Luna Canales

 

Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein

 

Representante en México de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Jesús Peña