La Cedhu se solidariza con Marco Arana y rechaza los actos de violencia PDF Imprimir E-mail
Lunes, 19 de Septiembre de 2011 19:06

El pasado jueves de 15 de septiembre, la provincia de Huancabamba, Departamento de Piura en Perú, se alistaba para celebrar el aniversario de su victoria contra la minería, después de que en el 2007 en consulta popular, el pueblo se pronunció en contra de estas actividades. A la celebración estaba invitado el sacerdote Marco Arana, líder del movimiento "Tierra y Libertad" y miembro del Consejo Directivo del Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina OCMAL, quien fue víctima de un ataque contra su vida y la de sus acompañantes a pocos minutos de llegar al lugar de la celebración.


De acuerdo con la información recibida, el día anterior al ataque fueron convocadas a las rondas, las personas que están a favor de la minería en el sector de Quisapamba donde tiene su campamento la minera china Zijinj. El rondero Gabino Machado hizo el llamado a través de Radio Centinela en el programa de Duberlí Mauriola Labán, locutor de la radio y vocero de la minera, indicando que no dejen pasar a las personas extrañas que vienen a "impedir" el desarrollo de Huancabamba.

 

El día jueves cuando Marco Arana y su comitiva pasó por Quisapamba habría sido interceptado por un grupo de aproximadamente 30 ronderos quienes solicitaron sus identificaciones cotejándolas con una lista de nombres impresa, entablaron un breve diálogo con los campesinos quienes manifestaron que querían "desarrollo y trabajo", después los dejaron irse.

 

Al llegar al sector conocido como Cajas Capsol, próximo al caserío del Singo, a veinte minutos de Huacabamba, fueron atacados con piedras y disparos de armas de fuego, ocasionando daños en vidrios y carrocería del vehículo que pudo escapar inmediatamente del lugar sin heridos.

 

Desde la Cedhu nos solidarizamos con Marco Arana y expresamos nuestro rechazo a tales acciones, solicitamos a las autoridades competentes que realicen una investigación exhaustiva de los hechos, ya que se teme sean sus actividades como defensor de derechos humanos en el contexto del extractivismo, las que motiven ataques contra su integridad. Pedimos además que se brinde protección al padre Marco Arana para evitar que tales atentados se repitan.

 

 

Atentamente,

 

Hna. Elsie Monge

Directora Ejecutiva

CEDHU