Noticias

Comunidad San Pablo de Amalí sufre nuevo desbordamiento del río Dulcepamba

En la noche del 25 de febrero  y durante la madrugada del martes 26 de febrero de 2019,  las familias de San Pablo de Amalí, ubicada en la provincia de Bolívar, una vez más tuvieron que huir de sus hogares por el desbordamiento del Río Dulcepamba, que fue desviado en dirección a la comunidad por la empresa Hidrotambo S.A  a cargo del proyecto hidroeléctrico San José del Tambo.

La noche del 25 de febrero de 2019
Conforme relatan los pobladores, empezaron las lluvias cerca de las 23h00 en el sector de San Pablo de Amalí.  El caudal del Río Dulcepamba aumentó rápidamente y se precipitó por el lado desviado del río, es decir en contra de la rivera donde se encuentra la comunidad. Señalan que el río arrastraba sedimentos y material rocoso.
A las 24h00 llamaron al número de emergencia de la Policía Nacional (911) y pidieron que la hidroeléctrica abra sus compuertas. Sin embargo, a pesar de que se abrieron las compuertas, esto no fue de ayuda para aliviar la fuerza del río, pues éste se desembocó por el lado desviado del río, en contra de la comunidad, y no por el lado de la hidroeléctrica.
La madrugada del 26 de febrero de 2019 
Durante las siguientes horas de la madrugada, mientras la lluvia continuaba, el río se acercó peligrosamente a las casas, por lo que dichas familias que viven en la rivera tuvieron que huir y amanecer en la parte alta de la comunidad.
Los pobladores señalan que las horas más fuertes de lluvia y de crecida del Río fueron entre la 01h00 y 02h00 de la madrugada del 26 de febrero. Además, indican que el servicio de luz eléctrica también se cortó en la madrugada.
Manuel Trujillo, presidente de la comunidad, indica que ahora el río se encuentra apenas a tres metros de su casa y que no puede sacar su camión con el que vende naranjas, ya que se encuentra embalsado.
Las primeras horas de la mañana del 26 de febrero de 2019 
En horas de la mañana, los habitantes señalan que las lluvias pararon, que temen por sus viviendas y que  la tierra del cerro que se encuentra al frente de la comunidad, donde está ubicada la obra de captación de la hidroeléctrica se está derrumbando y temen una desgracia. 
Ahora la comunidad se encuentran incomunicada, pues uno de los esteros del río creció y no existe paso entre lo que llaman San Pablo de Amalí Alto y Bajo (Barrio del Divino Niño). Aun no se confirma la información de que dos casas de este último sector se han ido con el río ni de los posibles daños resultantes de este desbordamiento.
La mañana del 27 de febrero de 2019
Como relata Samuel Guamán, desde las 10h00 empezó la evacuación a las 20 personas de San Pablo de Amalí Bajo (Divino Niño) que tuvieron que pasar la noche en una zona de alto riesgo por el desbordamiento del río Dulcepamba desviado por Hidrotambo. Ingresó un helicóptero en horas de la mañana. Aún falta por evacuar personas entre las que se encuentran su hermano y esposa. Guamán señala que llegaron a San José del Tambo y que aún no ha recibido asistencia humanitaria. La poblacion no ha recibido información sobre las medidas de reparación y protección por este desbordamiento como el ocurrido en el año 2015.
Por todo lo anterior desde la CEDHU manifestamos lo siguiente:
Exigimos a las autoridades competentes tomar medidas urgentes y efectivas para atender la constante situación de peligro que vive la comunidad de San Pablo de Amalí por el desvío del Río, que ya cobró la vida de tres personas y la pérdida de 12 casas en el año 2015. 
Responsabilizamos al Estado y a la empresa por los daños materiales e inmateriales que han vivido y vive la comunidad debido al desvío del río; la falta de cumplimiento de medidas de control y protección a la comunidad; y, sin duda, la falta de medidas de investigación y sanción.
Este es un caso de vulneración de derechos humanos tanto por el peligro constante que vive la comunidad como por las violaciones ya consumadas en la desgracia del año 2015. La comunidad tiene derecho a reparaciones efectivas y a medidas de protección urgentes. 
Recordamos que el día viernes, 22 de febrero de 2019, el Juez Multicompetente de Chillanes, Eduardo Pazmiño negó la acción de protección presentada por CEDHU y la Defensoría del Pueblo a favor de la comunidad, que busca reparar los daños por el desvío y que se adopten todas las medidas inmediatas para proteger a la comunidad de nuevos incidentes y desgracias. 

Contácatanos
  • Calle Carlos Ibarra 176 y 10 de Agosto, Ed. Yuraj Pirca, Piso Nº 9, Quito-Ecuador.
  • +593 02 257 0619 +593 02 258 0825
  • Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.
  • De lunes a viernes de 9h00 a 16h00
SUSCRIBE AL BOLETÍN
Envíanos un mensaje

últimas publicaciones
© 2018 Comisión Ecuménica de Derechos Humanos. Todos los derechos reservados. Sitio web desarrollado por Nido Interactive.