enterate

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) rechaza todos los actos de violencia perpetrados por estudiantes y miembros de la fuerza pública durante las manifestaciones ocurridas en los exteriores del establecimiento educativo Juan Pio Montufar de Quito, los días 15 y 16 de febrero de 2016.

 

Lunes 15 de febrero

El lunes 15 de febrero desde las 7:00 am la avenida Napo fue ocupada por los estudiantes del colegio Montúfar. La protesta se originó por el rechazo a la reubicación de 16 maestros del centro educativo y la imposición de una nueva rectora, como parte de un proceso de reestructuración académica impulsado por el Ministerio de Educación. Según un grupo de alumnos, esta medida los tomó por sorpresa y aseguran que estos cambios alterarían el normal funcionamiento de la institución.

 

A 3 horas de iniciadas las manifestaciones, un vehículo blindado de la Policía Nacional ingresó desde la calle Upano hasta la avenida Napo, con el objetivo de retirar a los estudiantes que ocupaban parte de esa vía, para reanudar el paso vehicular. En ese momento la manifestación se tornó violenta. Los enfrentamientos provocaron la detención de 4 estudiantes así como diversas lesiones a manifestantes y a 6 miembros de la fuerza pública.

 

 Foto: EcuadorTV

Los estudiantes permanecieron varias horas detenidos en la Unidad de Flagrancia de Pichincha y posteriormente fueron trasladados al Centro de Orientación Juvenil Virgilio Guerrero, donde fueron liberados en las primeras horas del martes 16. A petición de la fiscalía se aplicó el procedimiento abreviado, contemplado en el artículo 635 del Código Orgánico Integral Penal, con el fin de liberar lo más pronto posible a los menores de edad. Para ello, los estudiantes detenidos tuvieron que aceptar la responsabilidad de los hechos violentos ocurridos durante esa mañana a pesar de no haberse probado su participación individual en cada caso. Los 4 estudiantes fueron sentenciados a 2 horas de actividades socio-educativas cada semana y al pago de USD 100 cada uno por daños a la propiedad pública.

Martes 16 de febrero

 

En horas de la mañana se retomó una protesta pacífica en el colegio Juan Pío Montúfar, que consistió en sacar los pupitres al patio principal del plantel educativo. De acuerdo con Klever Herrera presidente de la asociación de padres de dicha institución, al medio día un contingente de aproximadamente 300 policías allanó el colegio. De acuerdo con Herrera en el operativo hubo un,

“uso desproporcionado de la fuerza contra estudiantes que fueron golpeados indiscriminadamente. Producto de este operativo 14 estudiantes fueron detenidos dentro de las instalaciones del plantel y 6 fueron detenidos en la avenida Napo. La detención fue absolutamente arbitraria ya que en medio del caos los policías detuvieron estudiantes que no participaban en los actos de resistencia”.

 

La CEDHU resalta que 6 de los estudiantes detenidos son mayores de edad y sobre ellos pesa un proceso penal por ataque y resistencia a la autoridad tipificado en el artículo 283 del COIP, con una pena privativa de libertad entre 6 meses y 2 años. Expresamos nuestra profunda preocupación debido a que en ningún caso se pudo individualizar la participación de los detenidos en actos violentos. Además se utilizó el procedimiento abreviado, el cual conlleva atribuirse responsabilidad en actos de los que afirman ser inocentes. Es de vital importancia para nosotros instar a las autoridades competentes a investigar las agresiones físicas de las que fueron víctima los estudiantes aprehendidos y no permitir que estas reposen en la impunidad.

 

Finalmente hacemos un llamado a las autoridades competentes a respetar el derecho a la opinión y a la protesta pacífica, ambos derechos garantizados en la Constitución, especialmente en contextos donde participan menores de edad. Finalmente, la CEDHU expresa su preocupación a este nuevo acto de criminalización que sigue patrones similares a los ocurridos en las manifestaciones del Colegio Central Técnico en 2013 y del Colegio Mejía en 2014.