enterate

bertacaceresBerta Isabel Cáceres Flores, miembro de la población Lenca, cofundadora y coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fue asesinada aproximadamente a las 11:45 de la noche del miércoles 2 de marzo en La Esperanza, su ciudad natal, departamento del Intibucá del sur-occidente,  por  sujetos desconocidos que habrían ingresado a su casa mientras dormía y perpetrado el ataque, en el que también resultó herido el hermano de Berta.

 

Sentimos esta pérdida de manera especial ya que la Hna Elsie Monge que presidió la Comisión de Verdad de Honduras en 2011 pudo conocer de cerca la valiente lucha de Berta Cáceres por los derechos del pueblo indígena Lenca, en defensa de sus territorios y por la protección del Río Blanco, por la que la población lenca ha sufrido persecución.

 

De acuerdo a información del Observatorio para la protección de defensores y defensoras de los derechos humanos,  Berta Cáceres denunció en varias ocasiones, la expropiación de sus territorios y las carencias en los sistemas de salud y agrícola. A su vez, rechazó la creación de bases militares estadounidenses en el territorio Lenca. De igual manera se oponía a la construcción de la hidroeléctrica Agua Zarca de la empresa FICHOSA, en tierras lencas. La semana pasada participaría en una rueda de prensa en la que denunciaba el asesinato de cuatro dirigentes de su comunidad y que algunos de ellos habían sido amenazados.

 

Por su labor, Berta Cáceres fue criminalizada, su caso consta en el informe “Criminalización de defensores de derechos humanos: un preocupante fenómeno en América Latina” del Observatorio. De igual manera su labor fue reconocida con el premio Goldman para América Latina 2015 debido a su labor constante para los derechos humanos.

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos de Ecuador, CEDHU; lamenta profundamente el fallecimiento de Berta Cáceres y rechaza la violencia con la que se perpetró su muerte. Hacemos un llamado a las autoridades hondureñas para que tomen todas las acciones necesarias para evitar que este hecho quede en la impunidad. Solicitamos que se investigue los hechos de forma oportuna, con independencia e imparcialidad de tal manera que los responsables sean llevados ante la justicia. De la misma manera que se tomen medidas de protección con la familia y deudos de Berta, a fin de salvaguardar su integridad física y psicológica.

 

Expresamos también, nuestra preocupación por los demás defensores y defensoras de derechos humanos y de la naturaleza en Honduras, ya que se registra un incremento en los ataques y amenazas a sus vidas. En el caso particular de Berta, ella era beneficiaria de medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos desde el 29 de junio de 2009, que el Estado hondureño tenía la obligación de aplicar y respetar.

 

Nos solidarizamos con la familia de esta mujer indígena luchadora: con el COPINH, organización hermana liga de la de Federación Internacional de Derechos Humanos, al igual que la CEDHU; y con el pueblo indígena lenca por la gran pérdida que están sufriendo. De nuestra parte, expresamos nuestro sentido pesar y honramos su vida exigiendo JUSTICIA.

 
 
*Foto: COPINH