enterate

marcoaranaLa región de Cajamarca se ha levantado pacíficamente para protestar contra el proyecto de minería a cielo abierto “La Conga”, al considerar que lejos de beneficiar a sus comunidades, podría provocarles serios daños ambientales y sociales. Los proyectos mineros en Perú han irrespetado el derecho de los pueblos indígenas a la consulta previa e informada, respaldada en el Convenio 169 de la OIT, al que Perú está suscrito. La respuesta represiva del gobierno peruano ha vulnerado los derechos a la integridad física, a la vida y a la libertad de su compatriotas.

 

El rechazo al proyecto no es nuevo, el pueblo peruano es testigo de la miseria y desolación que la minería provoca en su territorio, el caso más cercano es Yanacocha, en la misma región de Cajamarca, donde la salud y economía de las poblaciones cercanas se ha visto afectada.

 

Las últimas semanas la violencia se ha recrudecido, hasta el momento se han contabilizado cuatro muertes, una veintena de heridos y varios detenidos1, las agresiones contra defensores del agua y de derechos humanos también ha sido evidente, como la ocurrida contra dos mujeres y un hombre abogados que intentaban detener la tortura contra seis detenidos2 y por último el arresto arbitrario del sacerdote Marco Arana3.

El discurso desde el Gobierno peruano criminaliza a los líderes sociales e indígenas, tildándoles de “agitadores” y adviertiendo que deben “atenerse a las consecuencias”, al siguiente día de estas declaraciones ocurrieron las lamentables muertes.

 

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos del Ecuador, rechaza rotundamente las represión contra la población de Cajamarca y solicitamos se respete los derechos de los pueblos y comunidades que serán directamente afectadas por el megaproyecto “La Conga”, tomando como referencia las consecuencias de otros proyectos ya instalados en Perú. Pedimos también a las autoridades pertinentes la inmediata liberación del Padre Marco Arana y de los demás detenidos durante las protestas. Así mismo que se realice una investigación imparcial y exhaustiva sobre las muertes ocurridas durante las manifestaciones, a fin de determinar responsabilidades y ponerlos a órdenes de las autoridades.

 

 

Atentamente,

 

Hna. Elsie Monge

Directora Ejecutiva

CEDHU