enterate

ACCIÓN URGENTE

Quito, 10 de julio de 2013

 

Ref. COL 011 / 0713 / OBS 063

 

Sr.

Juan Manuel Santos

Presidente de la República de Colombia

Palacio de Nariño,

Santa Fe de Bogotá

Presente.-

 

Señor Presidente:

 

Reciba un cordial saludo de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos de Ecuador, la presente tiene a fin expresarle nuestra preocupación por reiteradas amenazas en contra de dos abogados defensores de derechos humanos y sus familias.

 

Las personas a las que nos referimos son Diego Martínez, Secretario Ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH) y Jeison Paba Reyes, integrante del CPDH y del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (MOVICE), quienes ya cuentan con medidas cautelares provistas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por las amenazas recibidas durante el 2012, por sus actividades de defensa de derechos humanos.

 

De acuerdo a la información recibida del Observatorio de para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos (programa conjunto de la FIDH y la OMCT), además de portales locales, conocimos que el 6 de julio de 2013, los abogados recibieron un correo electrónico a sus cuentas personales y de las organizaciones, proveniente de Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla., con el siguiente mensaje:

 

hemos decidido declararlos objetivos militares, para acabar con su actividad criminal y terrorista ustedes que disfrazados como defensores de derechos humanos, no son mas que miembros de las milicias bolivarianas (…) por mas seguridad que el mismo estado les esta dando no se escaparan a nuestra tarea de erradicarlos.”1

La amenaza también estaría dirigida a los familiares de los dos defensores, quienes al momento de recibir el mensaje se encontraban en el el municipio de La Macarena, departamento del Meta, acompañando el “Evento Internacional de Jóvenes por la Paz”. Se tuvo conocimiento de personas civiles merodeando el evento en motocicletas sin placas, sin que las autoridades intervinieran al respecto. Además, efectivos del Ejército Nacional obligaron a los administradores del hotel donde se hospedaron los invitados internacionales a que les facilitaran el registro de quienes se quedaban allí, incluyendo sus nombres completos y números de identificación.

 

Adicionalmente, cuando se encontraba acompañando a participantes internacionales del evento al cementerio de La Macarena, Diego Martínez estuvo retenido por miembros de la policía y del ejército, hasta que se identificara como abogado y defensor de los derechos humanos.

 

La CPDH se dedica a acompañar legalmente a víctimas de graves violaciones de derechos humanos en el Meta y participó en la campaña de visibilización de los cementerios de personas no identificadas enterradas como “NN” a través de la organización conjunta de la audiencia pública en La Macarena en julio del 2010.

 

Asimismo, el CPDH apoyó la conformación de comités veredales de derechos humanos en la región y la capacitación de la población campesina. Desde hace dos meses, la organización asumió casos de detenciones masivas de campesinos en los departamentos del Meta y Putumayo.

 

La Cedhu rechaza todo acto de intimidación contra los defensores de derechos humanos en Colombia, en este caso en perjuicio de Diego Martínez y Jeison Paba Reyes, ya que su trabajo permite esclarecer graves casos de violaciones de derechos humanos, evitando así que queden en la impunidad. Las trabas para que los defensores de derechos humanos ejerzan su trabajo impide que otras personas accedan a sus propios derechos.

 

Por tal razón solicitamos al Gobierno de Colombia y a las autoridades competentes, tomen las siguientes medidas urgentes:

 

  1. Adoptar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la vida, la seguridad y la integridad física y psicológica de los Sres. Diego Martínez y Jeison Paba así como de sus familiares;

  1. Llevar a cabo una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno a los hechos arriba denunciados con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales, y/o administrativas previstas por la ley;

  1. Velar por que se ponga fin a todo tipo de hostigamiento y amenazas en contra de los Sres. Diego Martínez y Jeison Paba así como de sus familiares y, en general, en contra de todos los defensores de derechos humanos en Colombia;

  1. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos de la ONU, en particular en lo referente a la protección del derecho de toda persona “individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional” (Art.1) así como en lo relativo al deber del Estado de garantizar “la protección de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración” (Art.12.2);

  1. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Colombia.

 

 

Atentamente,

 

Hna. Elsie Monge

Vicepresidenta

FIDH

Directora Ejecutiva

CEDHU