enterate

ACCIÓN URGENTE
Quito, 4 de agosto de 2015


Sr.
Juan Manuel Santos
Presidente de la República de Colombia
Palacio de Nariño
Santa Fe de Bogotá.-

 

De nuestra consideración:

 

Reciba un cordial saludo de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, de Ecuador, CEDHU, la presente tiene a fin manifestarle nuestra preocupación por las amenazas contra la vida e integridad del líder sindical Héctor Sánchez Gómez y la situación de defensores y defensoras de derechos humanos en Colombia.

 

De acuerdo a la información recibida por el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos y el Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo”, CAJAR, el Sr. Héctor Sánchez es blanco de continuo hostigamiento y amenazas contra su vida, por razón de sus actividades de defensa de los derechos laborales, ya que se desempeña como vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Rubiales (Municipio de Puerto Gaitán, departamento del Meta), e integrante afiliado a la Unión Sindical Obrera (USO) y denuncia desde hace años, acciones de la empresa petrolera Pacific Rubiales Energy por daños ambientales y otras violaciones de los derechos humanos de las comunidades locales.

 

Así, el día 1 de junio de 2015, a las 17.30, Héctor Sánchez se encontraba de visita en las oficinas del Colectivo de Abogados “José Alvear Restrepo” (CAJAR) cuando recibió una llamada de un miembro de la comunidad de Santa Helena – zona rural de Puerto Gaitán, quien le advirtió que le habían ofrecido nueve millones de pesos para que lo asesinara. El mismo hombre aconsejó al Sr. Sánchez que no regresara a su región de origen por el peligro que corría.


 
Además, en los meses de abril y mayo de 2015, el Sr. Sánchez fue en varias ocasiones seguido y fotografiado durante su trabajo como líder sindical por parte de sujetos vestidos de civil que fueron reconocidos por parte de la comunidad como agentes de la Seccional de Investigación Criminal de la Policía Nacional (SIJIN).



Héctor Sánchez sufre hostigamiento desde el año 2011, cuando en varias ocasiones fue amenazado por miembros del Ejército Nacional, la SIJIN y la seguridad privada de la empresa Pacific Rubiales Energy. En el mismo año, consecuentemente a sus actividades comunitarias y sindicales, fue denunciado por secuestro, concierto para delinquir, amenazas, obstrucción a vías públicas y obstrucción a la libertad del trabajo.

 

En noviembre de 2013 fue capturado por miembros de la SIJIN. Actualmente, aunque se encuentra en libertad y este proceso ha sido archivado, el Sr. Sánchez sigue investigado dentro de otra causa penal por lo que el hostigamiento judicial sigue vigente. Adicionalmente, es de conocimiento en la región que personal de seguridad realiza constantemente preguntas sobre su paradero.
 


De acuerdo a la información recibido, a pesar de estas repetidas amenazas y actos de hostigamiento, la Unidad Nacional de Protección no ha dado hasta ahora una respuesta eficaz para la protección integral del Sr. Sánchez.


 
La CEDHU expresa su profundo rechazo a estas acciones de violencia en contra de Héctor Sánchez Gómez, por el hecho de ser un defensor de derechos fundamentales. De igual manera solicitamos a las autoridades del gobierno que usted preside tome las siguiente acciones urgentes:


 
1. Adoptar de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la protección de la vida, la integridad física y psicológica del Sr. H Héctor Sánchez Gómez, así como de todos los defensores y las defensoras de derechos humanos en Colombia;

 

2. Llevar a cabo una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno a dichas amenazas con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales, y/o administrativas previstas por la ley, así como garantizar su no repetición;

 

3. Poner fin a todo tipo de amenazas y actos de hostigamiento contra del Sr. Héctor Sánchez Gómez, así como en general en contra de todos los defensores y defensoras de derechos humanos en el país;

 

4. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998, en particular en lo referente al:

- Artículo 1, que garantiza la protección del derecho de toda persona “individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional”.

- Artículo 12.2, que establece el deber del Estado de garantizar “la protección de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración”.

 

5. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Colombia
 
 


Atentamente,

Hna. Elsie Monge
CEDHU

 

Carta con copia a:
 
Sr. Germán Vargas Lleras, Vicepresidente de la República
Sr. Juan Carlos Pinzón, Ministro de la Defensa
Sr. Juan Fernando Cristo, Ministro del Interior
Sr. Yesid Reyes Alvarado, Ministro de Justicia
Sra. Alma Bibiana Pérez, Directora Programa Presidencial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario
Dra. María Paulina Riveros Dueñas, Directora Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.
Sr. Andrés Villamizar Pachón, Director de la Unidad Nacional de Protección
Sr. Jorge Armando Otálora Gómez, Defensor del Pueblo
Sr. Fredy Plaza, Defensor del Pueblo Regional Risaralda
Sr. Eduardo Montealegre Lynett, Fiscal General de la Nación
Dr. Alejandro Ordoñez Maldonado, Procurador General de la Nación
S.E. Sr. Juan José Quintana Aranguren, Misión Permanente de Colombia ante Naciones Unidas en Ginebra
S.E. Sr. Rodrigo Rivera Salazar, Misión Diplomática de Colombia en Bruselas
Oficina En Colombia Del Alto Comisionado De Naciones Unidas Para Los Derechos Humanos –OACNUDH