enterate

ACCIÓN URGENTEanafabricia

Quito, 9 de Junio de 2011

 

Ref. COL 009 / 0611 / OBS 088

 

Sr. Eco.

Juan Manuel Santos

Presidente de la República de Colombia

Palacio de Nariño, Sta. Fé de Bogotá.

 

Señor Presidente:

 

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos de Ecuador, Cedhu le saluda y al mismo tiempo le expresa su rechazo y precopación por el asesinato de la defensora de los derechos humanos, Ana Fabricia Córdiba Carrera, quien intregraba de la Asociación Líderes Hacia delante Por Un Tejido Humano de Paz (LATEPAZ), de la Mesa Interbarrial de Desconectados y de la Ruta Pacífica de las Mujeres, en la ciudad de Medellín. Además de amenazas de muerte recibidas dirigidas a defendores y organizaciones de derechos humanos.

 

De acuerdo a información recibida por la Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH y la Organización Mundial contra la Tortura, OMCT, el 7 de junio de 2011, un hombre desconocido disparó a Ana Córdoba en la cabeza con un arma de fuego con silenciador, cuando ambos se encontraban a bordo de un autobús en la ruta Santa Cruz. Después de disparar, el hombre bajó del autobús y emprendió la fuga.

 

Ana Fabricia Córdoba Cabrera vivía en la ciudad de Medellín como desplazada desde hace casi diez años, denunciando los asesinatos cometidos por grupos paramilitares, de los que fueron víctimas varios de sus familiares en la región del Urabá. Así mismo, Córdoba denunciaba el proceso de paramilitarización en diversos barrios de la ciudad de Medellín, entre ellos, La Cruz y La Honda; insistió en señalar a diferentes miembros de la policía que brindaban apoyo a la estructura paramilitar en la zona, además de cometer actos de tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes contra jóvenes de los barrios de Medellín. Ana Fabricia Córdoba Cabrera hacía parte de diferentes procesos organizativos de personas desplazadas y de mujeres en el barrio La Cruz.

 

En el 2004, Ana Córdoba fue objeto de un montaje judicial, además de persecución y amenazas, desde que inició su actividad como defensora de los derechos humanos. Aunque estos actos fueron denunciados ante instancias internacionales, Ana no contaba con medidas cautelares.

 

La Cedhu condena rotundamente el asesinato de Ana Fabricia Córdoba Carrera, por considerar se perpetró en represalia por su labor como defensora, teme además por la seguridad de su familia, en especial sus hijos, quienes aseguran haber recibido amenazas posteriores a la muerte de su madre.

 

También es motivo de preocupación las constantes amenazas de muerte en contra de defensores de derechos humanos en Colombia, como el caso de Ingrid Vergara de la Secretaría Técnica de MOVICE (Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado), capítulo Sucre y Adriana Porra, integrante de la red de líderes y lideresas en Sucre, ambas recibieron el 2 de junio de 2010 este mensaje de amenaza:

 

"miren par de sapas al pareser se estan metiendo donde nadien las llamo ya hay mucha muerte no queremos mas muertes en este pais dejen quieto a los mio otra cosa sus ranitas ya estan aprendiendo mucho de ustedes sapitas ojo que ellos ya se estan haciendo sentir y miren que llos no esten protegido como ustedes.......................... cuidenlos o mejor protejanlos chao no se metan con nosotros"

 

El mismo día en que un grupo armado denominado "Los rastrojos comandos urbanos" difundió un mensaje a varias organizaciones colombianas de defensa de derechos humanos, en lo que decían:

 

"Reiteramos que no nos hacemos responsables por lo que les pueda pasar a los líderes de estas organizaciones, sus directivas, y sus colaboradores ya que empezaremos a exterminar a cada uno de ellos sin piedad no permitiremos que dañen la política de nuestro presidente la ley de víctimas será nuestro eje central de defensa y todo aquel que se interponga será declarado objetivo militar por más protegidos que se encuentren".

 

Por estas razones, solicitamos a usted y a las autoridades del Gobierno Colombiano que tomen las siguiente medidas urgentes:

 

  1. Realizar una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno al asesinato de la Sra. Ana Fabricia Córdoba Cabrera, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la ley;
  2. Realizar una investigación independiente, inmediata, exhaustiva e imparcial en torno a las amenazas proferidas en contra de los defensores y organizaciones mencionados arriba, con el fin de identificar a los responsables, llevarlos ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y aplicarles las sanciones penales y/o administrativas previstas por la ley;
  3. Tomar las medidas adecuadas para poner fin inmediato a los actos de hostigamiento y ataques en contra de los defensores de derechos humanos en Colombia;
  4. Asegurar la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos de la ONU, en particular en lo referente a la protección del derecho de toda persona "individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional" (Art.1) así como en lo relativo al deber del Estado de garantizar "la protección de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración" (Art.12.2);
  5. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Colombia.

 

Atentamente,

 

Hna. Elsie Monge

Directora Ejecutiva

CEDHU

 

Carta con copia:

 

Sr. Angelino Garzón, Vicepresidente de la República

Dr. Volmar Antonio Pérez Ortiz, Defensor del Pueblo

Sr. Germán Vargas Lleras, Ministerio del Interior y de Justicia

Sra. Vivian Morales, Fiscal General de la Nación

Dr. Alejandro Ordoñez Maldonado, Procurador General de la Nación

Sr. Rodrigo Rivera, Ministro de la Defensa

Misión Permanente de Colombia ante Naciones Unidas en Ginebra

Sr. Carlos Holmes Trujillo, Misión Diplomática en Bruselas