enterate

 

COFAN

 

La comunidad amazónica ancestral Cofán de Sinangoe, ubicada en la provincia de Sucumbíos, en el norte de Ecuador, invita a las organizaciones sociales, a los medios de comunicación y a la sociedad en general a la presentación del proyecto de ley “Control y Protección del Territorio Ancestral" que se desarrollará este 14 de septiembre de 2017, a las 10:00, en la comunidad A’I Cofan de Sinangoe, cantón Gonzalo-Pizarro, Sucumbíos.

 

Esta Ley realizada por la comunidad Cofán prohíbe todo tipo de actividad extractiva en su territorio sin el consentimiento previo de la comunidad y describe el proceso para controlar y detener el ingreso de invasores a su hábitat.

 

La comunidad se ha visto violentada desde hace años, por ello la comunidad considera que la creación de esta ley aprobada de forma unánime permitirá garantizar la protección de su territorio ancestral amenazado por actividades ilegales de minería, cacería, pesca y tala de árboles.

 

A este evento, se espera que asistan los representantes del Ministerio del Interior, Defensoría del Pueblo y Ministerio de Ambiente.

 


Contacto de prensa

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Mario Criollo, presidente de la comunidad de Sinangoe - Celular: +593 99 137 0756

Alex Lucitante, defensor de Derechos Humanos - Celular: +593 99 946 9780

 

 

 

Quito, 05 de septiembre del 2017

 

 

 

Fuente: INREDH

 

 

En las manifestaciones del 17 de septiembre de 2014 en el contexto de una protesta social, el estudiante del Colegio Mejía, Ángelo Alexander de 17 años de edad, fue víctima de detención ilegal y tortura, por parte de policías quienes de manera arbitraria arrestaron al estudiante en los exteriores del establecimiento educativo.

 

El menor de edad fue golpeado con toletes, atropellaron su brazo y pierna izquierda con una moto, fue insultado y rociaron gas lacrimógeno en sus ojos, le proporcionaron patadas en la cara y cuello. Fue encerrado en un cuarto obscuro  junto con ocho personas más, sin siquiera saber el motivo de su detención y mucho menos le permitieran hacer una llamada

 

“Él no vio a los policías ahí, pero luego salieron policías de todas partes con motocicletas y perros a coger a todos los muchachos que estaban en la protesta. Mi hijo se dio la vuelta y comenzó a regresar por la calle. En ese momento, sintió que un policía le dio un pataso y cayó de boca contra el piso. Trató de levantarse y sintió un golpe en la espalda; vio que se encontraba rodeado por policías. Solo podía observar botas a su lado derecho cuando una motocicleta le arrolló el brazo y la pierna izquierda”. Testimonio de la madre del menor torturado.

 

Estos hechos constituyen graves violaciones a los derechos humanos y una serie de ilegalidades que violan el principio constitucional al debido proceso, por lo que debería ser suficiente para que para que los policías responsables sean declarados culpables por el delito de tortura. Casi tres años después el caso se encuentra en fase de audiencia de evaluación y preparatoria de juicio. 

 

Alertamos a las autoridades competentes, el deber que tienen de analizar los hechos con celeridad y objetividad, realizar las investigaciones correspondientes de manera diligente y dictar una sentencia ajustada a los estándares nacionales e internacionales de derechos humanos. Es necesario tomar en cuenta todos los hechos y sus consecuencias para el estudiante torturado, de tal forma que este caso no quede en la impunidad y exista una reparación integral al estudiante agredido.    

 

La Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, exige a las autoridades que llevan el caso, y a las entidades del sector público responsables garantizar el derecho al debido proceso. Estaremos vigilantes de todo lo actuado por las autoridades del Estado Ecuatoriano, en especial de la audiencia del miércoles 6 de septiembre de 2017, a las 08:30, que se realizará en la Sala del Complejo Judicial Norte, ubicado en la Av. Amazonas y Juan José Villalengua, sector Iñaquito de la ciudad de Quito y será instalada por el juez Giovanny Freire.  

 

 

 


Tomado de: INREDH

 

Este miércoles 06 de septiembre de 2017, a las 08:30, se instalará la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por el delito de tortura cometida por miembros de la Policía Nacional en contra de un menor de edad estudiante del Colegio Mejía, Angelo Alexander Ayol Barros. La audiencia será instalada por el juez Giovanny Freire en la Sala del Complejo Judicial Norte, ubicado en la Av. Amazonas y Juan José Villalengua, sector Iñaquito de la ciudad de Quito.

 

 

En las manifestaciones del 17 de septiembre de 2014, el estudiante del Instituto Nacional Mejía, Ángelo Alexander, quien en ese entonces tenía 17 años, fue víctima de detención ilegal y tortura cometida por agentes policiales luego de que saliera de clases del Colegio a las 19:00. Ese día, se desarrollaban en los exteriores del establecimiento educativo una protesta social.

 

Por el delito de tortura están siendo procesados actualmente dos miembros de la Policía Nacional Freddy F. y David A.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tomado de: INREDH

 

 

Son las 18:30 del 17 de septiembre de 2014. Ángelo Ayol Barros, estudiante de cuarto curso, está en clases en el Instituto Nacional Mejía, escucha gritos y silbidos en los exteriores del Colegio, ubicada en la calle Antonio Ante y Luis Vargas Torres, centro de Quito. Ese día las clases finalizan a las siete de la noche y Ángelo junto a dos amigos salen del establecimiento por la puerta de atrás, calle Venezuela y Matovelle, pero dicha calle está cerrada por miembros de la Policía Nacional y se dirigen a la calle Vargas y Ante. Angelo, de 17 años, continúa solo por la Vargas luego de despedirse de sus amigos, se da cuenta que varios policías caminan tras suyo. En ese momento su vida se volvió un rompecabezas de escenas que relatan la historia de una tortura.

 

I

  1. Patazos y golpes.

  2. Rueda y se levanta rodeado de policías

  3. Golpes en la espalda

  4. Lluvia de patadas

  5. Una moto le atropella el brazo y la pierna izquierda

  6. Rodilla izquierda rota

  7. Insultos y golpes con tolete para obligarlo a subir a la moto

  8. No le indican las razones de su detención

  9. Es subido a la fuerza a la moto. Un policía se sube tras de él, lo esposan y el uniformado de adelante lo golpea con el casco.

  10. Durante el trayecto de la moto, los dos policías lo golpean en las costillas y en la cabeza. Angelo pierde el conocimiento.

  11. Está en un cuarto oscuro, sangra por la nariz y está solo.

 

 

II

 

Es la Unidad de la Policía Comunitaria (UPC) de La Basílica, centro histórico de Quito. Angelo al despertarse recibe dos patadas en la cara y cuello. Siente su saliva con tierra y un diente roto. Ve a policías con cascos y a otros sin el. Uno de ellos, es David A.

 

 

  1. Se despierta de un golpe.

  2. Le lanzan gas lacrimógeno en los ojos.

  3. Vuelven las patadas a la cara y el cuello. Esta vez también le pisan los tobillos.

  4. Se escuchan durante cinco minutos aproximadamente quejidos de otras personas.

  5. Abren la puerta y lanzan a un joven al cuarto. Es Kevin G. que había sido detenido.

  6. Los policías empiezan a golpearlos. Angelo no puede ver por el gas. Kevin aprieta la pierna derecha de Angelo y le dice por dónde vienen los golpes. Los policías les gritan al oído y los insultan.

  7. Angelo pide que le quiten las esposas, los policías se niegan.

  8. Durante una hora aproximadamente los encierran.

  9. Angelo llora, no sabe dónde se encuentra.

  10. Llega una persona y le pide sus nombres. Angelo no le da, le pican la cabeza con un esfero, le jalan y le rayan. Después de eso le requisan y le quitan el celular.

  11. Transcurre una hora y media. Seis personas más fueron arrojadas al cuatro.

  12. Ingresa personal de la Policía antimotines, ordena que se pongan de rodillas y después los golpean con los toletes y los amenazan diciendo que los van a bañar con agua fría. 24. Angelo recupera la vista del ojo derecho. Después de una hora aproximadamente un policía se saca el casco y les comienza a requisar a todos.

  13. Le quitan las esposas y le revisan su mochila, el policía se pone el casco y se retira del lugar.
    Los detenidos son trasladados.

 

III

 

Uno a uno de los detenidos son sacados de la UPC. Angelo no podía caminar, él se demoró más al igual que Kevin y salieron últimos. El policía que le pinchó la cabeza con el esfero, le entregó a Angelo al policía Freddy F.

 

 

  1. Las ocho personas detenidas son ingresadas en un patrullero policial hacia la Unidad de Delitos Flagrantes de la Fiscalía, en la avenida Patria y 9 de Octubre, de la ciudad de Quito.

  2. Angelo le pide a un policía que le devuelva el celular. El policía dice que ya habló con su madre y que cuando salga libre vaya al UPC para que le devuelva el celular.

  3. A las 01:00, del 18 de septiembre de 2014, Angelo es trasladado hacia el Hospital Eugenio Espejo producto del maltrato y tortura del que fue objeto lo causó traumatismo cráneo encefálico y politraumatismo. Además, tuvo heridas profundas en la cabeza producto de los pinchazos del esferográfico.

 

IV

 

Casi tres años después el caso llega a audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por el delito de tortura cometida por los miembros de la Policía Nacional. Este miércoles 6 de septiembre de 2017, a las 08:30 se realizará la audiencia en la Sala del Complejo Judicial Norte, ubicado en la Av. Amazonas y Juan José Villalengua, sector Iñaquito de la ciudad de Quito y será instalada por el juez Giovanny Freire.

 

 Ángelo Ayol en el hospital Eugenio Espejo, Quito.

 

 

San Lorenzo 22 de Agosto 2017

 

Destacamos como hechos muy graves denunciados en esta Audiencia:


-El desmembramiento de territorios negros, que han sido adquiridos de maneras ilegales, e inconstitucionales por parte de grandes monopolios de empresas madereras, palmicultoras y camaroneras.


- La discriminación de las cortes de Justicia hacia los pueblos negros, quienes no han garantizado el cumplimiento de los derechos a los territorios ancestrales.


- El desconocimiento de la ancestralidad de los Pueblos Negros, quienes habitan estos territorios hace mas de 400 años así como los pueblos indígenas Chachis, Epera y wa.


- La falta de procedimientos mínimos para garantizar los derechos: de información, consulta previa y consentimiento informado como base de procesos de participación efectiva, que vienen generando una gran vulnerabilidad social, política, ambiental y jurídica de las comunidades y grupos organizados.


- La violencia y el sicariato generada por la presencia de la minera, la extracción maderera, la expansión de palma africana y las empresas camaroneras.


- La contaminación y la pérdida de recursos del bosque ha implicado que las empresas contaminantes tengan la facilidad de ofrecer dádivas y dividir a comunidades con el estómago vacío.


- La deforestación de bosques, la contaminación de ríos, el avance de la palma y la violencia generada por estas actividades, impactan de manera especialmente significativa la vida de las mujeres afroecuatorianas e indígenas, quienes sufren particularmente enfermedades provocadas por la degradación, por la pérdida de la soberanía alimentaria cuando ya no existen los beneficios del bosque o la pérdida de las plantas que son fuente de la salud, y quienes sacan adelante a sus familias y comunidades.


- Se ha verificado la inacción de las autoridades de los distintos niveles del Estado frente a las violaciones de derechos hoy denunciadas.

.

Recomendaciones:

Estas responsabilidades exigen la adopción de medidas urgentes, entre las cuales se recomiendan:

 

  1. Demandar al gobierno ecuatoriano que, en cumplimiento con lo establecido en su marco constitucional haya una formulación política nacional de protección del bosque de Chocó, sus ríos y sus pueblos, que incorpore los enfoques de derechos humanos, género, diversidades y protección de la naturaleza, construida además con la participación efectiva de las comunidades y sus espacios de organización.

  2. El cese de las persecuciones a las organizaciones y personas que están defendiendo sus derechos.

  3. Imposición de regulaciones ambientales y sociales expresas a las empresas madereras, palmicultoras, mineras y camaroneras.

  4. Consulta efectiva y vinculante para las comunidades afectadas por la imposición de proyectos mineros, madereros y palmicultores.

  5. Los culpables deben ser castigados, los dueños de las empresas que se están beneficiando mientras los pueblos sufren el agua y aire contaminado, así como las instancias del Estado que por acción u omisión han generado las violaciones.

  6. Restituir los derechos y la autoestima de las comunidades con una adecuada compensación.

  7. Reapertura de los juicios por reinvidicación territorial de la Comuna Rio Santiago Cayapas y de la comunidad 5 de Junio. Que el Estado, convoque a un proceso de “comparación de títulos” de propiedad de tierra, a fin de establecer la legalidad y ancestralidad de la comunidad 5 de Junio vs. el título de la empresa Energy Palm. Que la empresa renuncie a sus pretensiones ilegales sobre estos territorios.

  8. Que la Contraloría General del Estado realice una auditoria a los títulos de propiedad entregados a las empresas del holding Peña Durini (ENDESA, BOTROSA, SETRAFOR, PRODEMUNDO, Epacem, Palmeras de Esmeraldas, Palmeras de los Andes) en los cantones de Eloy Alfaro y de San Lorenzo, ubicados mayoritariamente territorios ancestrales de la Comuna Rio Santiago Cayapas, a fin de que se respeten los derechos territoriales de la misma y puedan recuperar sus territorios.
  9. Que las instituciones del Estado: Ministerio de Minas, Ministerio de Salud, Ministerio del Ambiente, GADs de San Lorenzo y Eloy Alfaro, cumplan con las medidas cautelares emitidas en el 2011 a raíz de la contaminación.

  10. Que le MAE conjuntamente con los gobiernos locales, desarrollen un estricto sistema de vigilancia a las actividades de las empresas palmicultoras, prohibiendo expresamente la conversión de bosques nativos, la ocupación de territorios ancestrales y tierras agrícolas, y que también se vigile a fin de tomar medidas correctivas la contaminación generada en las plantaciones y en las empresas extractoras y procesadoras del aceite de palma.

  11. Que las organizaciones sociales, conjuntamente con las comunidades y el financiamiento del Estado inicien un proceso de restauración integral del bosque del Chocó, buscando recuperar la exuberancia de la flora original, para criar un espacio para animales y espíritus.

 

Reconociendo al Ecuador como el país de los Derechos de la Naturaleza; del Buen Vivir; insistimos en recuperar la autodeterminación de los Pueblos, no solo como una demanda valida e importante; sino como una necesidad de supervivencia ante un modelo de producción-consumo que nos está llevando al colapso. La ejecución de proyectos que mejoren la calidad de la vida de la gente es esencial.

 

Por último, hacemos un llamamiento muy especial a la organización de los pueblos como base para garantizar nuestro bienestar, fortaleciendo las organizaciones de base y a la Red Coordinadora del Norte de Esmeraldas, así como ejercer su derecho a la resistencia.

 

La Comisión de la Audiencia del Chocó queda en sesión permanente para el seguimiento de estos casos, y de estará vigilante para que estos principios no desaparezcan. Así recuperamos el gusto por ser ecuatorianos.

 

WhatsApp Image 2017-08-24 at 09.45.44 (1).jpeg

 

Tomado de: Acción Ecológica